HACIA UNA IZQUIERDA CÍVICA

...este planteamiento, que definimos como Izquierda Cívica, constituye el núcleo del discurso político de Ciutadans y recoge el valor humanista del liberalismo político y la sensibilidad social del socialismo democrático. Es un proyecto liberal, porque se orienta a la libertad de los ciudadanos para ser y para elegir los términos de su proyecto vital. Es un proyecto que se sitúa a la izquierda, porque no concibe una libertad efectiva sin justicia social y sin igualdad real de oportunidades para todos...

jueves, 22 de mayo de 2008

CAROD, UNA MOSTRA D'ESTUPIDESA HUMANA

"Però deixi que li digui una cosa: encara que visquéssim pitjor, jo també voldria una Catalunya independent "

"no hi ha res millor que la responsabilitat que un mateix decideixi sobre un mateix i no carregui les culpes a ningú"

"Amb això s'acabaria la història i la cançó de que tota la culpa la té Madrid"

Josep-Lluís Carod-Rovira

Però si la cançò de que la culpa la té Madrid... la canta ell! Quin morro, aquest paio!

El millor que podria fer aquest individu per Catalunya és deixar de anar fent el ridícul allà per on passa. Que a Portugal encara estan pel terra, rient.

D’altra banda, en Carod deixa clara una altra cosa. Els seus ensomnis estan per sobre del benestar de la gent. Hom ha d’estar a política per a que la gent visqui millor, no per altra cosa. Una mostra de l’estupidesa humana.

Salut!

Sergi Sanz (Xe-xi San a la Xina)

3 comentarios:

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Todos sabemos (bueno, disculpa si te escribo en español)que Carod no es precisamente un intelectual y menos un intelectual de la talla de los que dieron el pistoletazo de salida a C's, pero él está en su línea, mientras otros, que parecía que se iban a comer el mundo, han hehco una parada de burro, si me permites el apoyo en el refrán.

Carod y su gente (entiéndase a quien se quira incluir en su grupo, llevan las de ganar: no tienen oposición un partido hecho a medida de su obligado lider -si no de qué- que se hace la guerra a sí mismo, anulando a cualquiera que se oponga mínimamente a ese lider de pacotilla, poco puede hacer contra el nacionalismo.

Más os valdría dejar de hacer ese tapón que sólo puede beneficiar al nacionalismo y dejar que gente con más seriedad coja el testigo.

Salud.

Sergio Sanz dijo...

Hola Juan,

lo de pedir disculpas por escribir en español en el comentario a una entrada escrita en catalán ofende. Cada uno escribe y habla en lo que puede y quiere en cada momento.

El problema es que mientras unos queremos mirar hacia fuera, otros quieren estar mirándose continuamente el ombligo y “si está este yo no curro”. “Es que los afiliados no tienen ilusión” Que haces tú para ilusionarlos?

Ese es el verdadero problema, esa falta de compromiso con unas ideas que están por encima de los individualismos y egos de cada cual.

La gente comprometida es la que está haciendo que esto siga adelante. Y el testigo lo va a coger la sociedad, recibiendo un cambio social necesario.

C’s es un proyecto transformador, nuevo y fresco.

Salud!

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Seguramente, si para mí el uso de una u otra lengua fuese un problema, solamente, de estética, no me habría extrañado ver que usas uno u otro idioma, de manera aleatoria. Siento, de todas formas el haberte ofendido por haber hecho tu escrito en catalán; lengua que a decir de muchos, y que yo niego rotundamente, es la misma que vienen utilizando mi familia: sospecho, aunque puedes discrepar, que de antes de que llegase el Rey Jaime I a la ciudad en que nací, Valencia. No obstante, por motivos de... no sé si llamarle compromiso personal, me impuse no hablarlo, a pesar de que, como años me sobran, en otra época de mi vida defendí esa lengua, cuando era atacada. Ya ves: yo también hablo y escribo como puedo y quiero en cada momento.

Paso a comentar tu punto siguiente, que creo que has volcado finas ironías en él. ¿Puedo entender que soy de los que se miran el ombligo, después de haberle dedicado a este proyecto alrededor de quince años (15) de mi vida? Quizá lo que pase es que no considere que C’s siga formando parte de ese PROYECTO (así, con mayúsculas, para que se vea que es más que un partiducho como el que habéis –o hemos- hecho que sea este de la (JA, JA, JA) honestidad, democracia, transparencia y no se cuantas cosas más que repetidas una y mil veces por las gentes de ahí, como si de loros se tratara; bueno, como loros, no, porque ellos no saben si engañan), porque yo, de una manera o de otra, con ostentación o de tapadillo, sigo con mi compromiso, que es personal y no lo vendo ni, como algunos, por el plato de lentejas ni, como otros por una pasada de mano por la chepa, por mucho que se pudiese rentabilizar a la larga.

“Si está este yo no curro”: Mira, por ahí, sí te aproximas: yo no curro para solucionarle la vida a nadie; sólo por un PROYECTO, siempre y cuando vaya en la dirección de corregir injusticias sociales, que por cierto, como valenciano, a mí me afectan escasamente. No conozco más que la posición bípeda; no sé si todo el mundo ese tan digno del “del compromiso con una ideas” (¿cuáles?) puede en ley decir lo mismo.

¿Por qué crees tú que tengo yo ninguna obligación de ilusionar a alguien? Si se ha perdido la ilusión, será por algo o por alguien, porque en ese partido sólo pueden tener ilusión, los seguidores de cualquier especie de zanahoria.

Recordarás que al terminar el II Congreso, te dije que os habíais cargado el partido: ¿Me equivocaba? Pues ahora te digo a tenor de lo podo que escuché anoche, cuando llegué, porque recordarás que me bajé de inmediato para no escuchar nada en la línea de lo que había oído. Creo que no te hará falta que te diga mucho mas, pero esa línea que la conozco porque tuve que bregar con el autor original, sin duda, terminará con lo poco que queda. Probablemente yo seguiré mientras me quedan ideas, de por libre y sin amo.

No, te equivocas el verdadero problema es la mediocridad que se ha instalado y apoderado de lo que en principio formaba parte del proyecto y hoy muere en sus propias miasmas; no me vengas intentando hacer frases solemnes de ideas por encima de lo que precisamente en C’s las tapan: mediocridad y un egoísmo infantilista, que te cagas.

“La gente comprometida...”, pero de qué, ¡coño!, hablas, deja ya de usar muletillas sin sentido en un partido que huele, desde hace mucho a podrido, a la podredumbre de los muertos en viva que lo moran desde el más abyecto conservadurismo, eso sí, disfrazado, pero sólo para sus propios autores.

Cs’ ERA un proyecto transformador, nuevo y fresco.


La salud, que no falte, y, a pesar de las apariencias, tampoco el afecto.